Por: C.Gloria Nova R.
  • En una nueva sesión de conversación en Instagram Live, Rafael Cabezas estuvo con Alejandro Valdés, docente de Educación Física y Turismo Aventura en Insat- Valdivia, institución que en el último tiempo ha apostado por enseñar a sus estudiantes el respeto por la naturaleza, cuidarla y aprender a compartirla.

 

El Instituto Superior de Administración y Turismo (INSAT) es un colegio técnico profesional administrado por el municipio, que tiene tres especialidades: Administración, Conectividad y Redes y Turismo. En esta última, uno de los perfiles de egreso es tener estudiantes innovadores y con capacidad de liderazgo en las actividades de turismo aventura.

En una muy distendida sesión, el “profe” dijo sentirse como “león enjaulado” a causa de la imposibilidad de salir y realizar las actividades con los estudiantes, muchas de las cuales son vitales poder llevarlas a cabo en un entorno natural real. “Hemos alargado la parte teórica, las normas del no dejar rastro, que son nuestra biblia. Y la definición de material vía online, diferencias y cómo se usan los bastones con clips y los que se enroscan. Mucho video y esperando poder llevarlas a la práctica cuando ya podamos juntarnos y abrazarnos”, dice el docente.

Los orígenes del “profe”, el vínculo con las actividades al aire libre, están en el basquetbol. Es conocido como basquetbolista y entrenador en las selecciones de Valdivia, Las Ánimas y en las ligas nacionales. Pero siempre le gustó “eso del mochileo – como él mismo dice – en la década de los 80, cuando se mochileaba a dedo y con nuestras mochilas que parecían árboles de pascua”. Años después, en 2012, llegó a la Universidad Austral a los 40 y algo años de edad, a estudiar Pedagogía en Educación Física y se encontró con la asignatura Actividades Motrices en Contacto con la Naturaleza, dictada por su amigo Otto Lührs “y (Otto) le empezó a dar sustento más científico respecto a lo que es el contacto con la naturaleza y me empezó a gustar. Además, la impronta de la Austral es esa: Hay Kayak, vela, remo y empecé a sentir que era una muy buena herramienta pedagógica y empecé a provechar estos nexos que te da la vida”, comenta Alejandro.

A través de las prácticas que se hacían en cursos del Insat, se percató que en la carrera de Turismo había una oportunidad para trabajar con los estudiantes y también comprendió que lo que le apasiona es el turismo aventura y la montaña.

Sobre el posicionamiento del Insat en la ciudad de Valdivia, el “profe” Alejandro destaca que son el único colegio técnico profesional con Excelencia Académica, “con niveles de convivencia escolar en los primeros lugares del país, por lo que estamos muy orgullosos. Y eso es porque tenemos un cuerpo docente muy comprometido. Siento que pase quien pase por la jefatura de ese colegio, el cuerpo docente es el que le da el ‘punch’, la fuerza”.

El colegio se ha caracterizado por un alto nivel humanitario, en donde se conoce a los estudiantes y el cuerpo docente se preocupa por saber de ellos y esto se ha logrado porque el Insat se ha preocupado de mejorar los niveles de convivencia escolar, entendiendo que la consecuencia de esto es la mejora en el rendimiento académico.

Como una manera de reforzar lo anterior, Alejandro también comenta que los profesores son también apasionados por la naturaleza, donde, por ejemplo, la profesora de inglés, Valeria Lavados, está a cargo del taller de ciclismo y ciclo tours, quien, hasta el año pasado, salía todos los jueves con sus estudiantes a recorrer distintos lugares. Así mismo, “la profesora Jacqueline Cárdenas es una apasionada del medio ambientalismo y lleva a los chicos a los humedales a limpiarlos. Hay un compromiso con el contacto con la naturaleza. El año pasado iniciamos el año escolar con todo el colegio subiendo el Cerro Oncol, en el primer día de clases”. Otros lugares a los que llevan a los estudiantes es a Casa Blanca, Punta Curiñanco o salen a andar en kayak, paseándose por los alrededores de la ciudad en la medida que lo permite el tiempo y los recursos.

Las actividades al aire libre han logrado fomentar el que los estudiantes no sólo sean buenos profesionales, sino también buenas personas, lo que explica el “profe” de la siguiente manera: “Hay un autor, un ex sacerdote brasileño, que era partidario de la Teoría de la Liberación, Leonardo Boff, que escribió el libro ‘El Cuidado Esencial’ (y cuenta) cómo en la medida en que el hombre fue perdiendo el cuidado por la naturaleza fue perdiendo el cuidado por sí mismo y por el otro ser humano. Y cuando tú vas en cordada (…) cuando tú vas cuidando que la mochila de tu compañero vaya bien puesta, que no vayan azotando las huinchas, que vaya bien amarrada la raqueta y te vas fijando en el otro, tienes la confianza que atrás tuyo va otro haciendo lo mismo contigo. Y eso es difícil conseguir ahora, cuando la propaganda te dice que tú tienes que valértelas por sí sólo (…) pero en el cerro no es así (…) El cerro te da un cambio en la visión de sociedad y de comunidad que nos permite desarrollarnos a todos juntos y no sólo a algunos pocos”.

La situación actual, en que se vive con limitaciones de distancia, aforos y medidas sanitarias, en opinión del profe Alejandro, abre la posibilidad al turismo de naturaleza y aventura, dado que las cordadas y los grupos no son tan grandes y hay mucho espacio por compartir. “En el Insat lo tenemos súper claro, que por el lado del turismo aventura se abren grandes expectativas. El turismo urbano va a ser demasiado restrictivo”.

La experiencia de haber participado el año pasado del evento que congregó a más de 150 personas en las faldas del Volcán Mocho, quedó marcada en los estudiantes del Insat, a quienes se les había invitado años anteriores, pero no se había podido concretar. “El año pasado hicimos un gran esfuerzo en conseguirnos mucho material y pudimos asistir. Sirvió mucho para darle sustento práctico -comenta Alejandro- a todo lo que nosotros veníamos diciendo en la teoría: el cuidado, el profesionalismo, si están todos los materiales, cómo se usan. Y llegar a ese montón de gente, todos desconocidos y, sin embargo, cuando llegamos al Huilo (estuvimos) compartiendo el mate, el café (…) Terranut ofreciendo sus productos. El apoyo logístico, ustedes nos pasaron unos sacos de dormir que nos salvó a dos enanos. Pero se dio un espacio de compartir tan horizontal, pero con tanto respeto que marcó la vida de los chicos”.

Si quieres descubrir de qué otros temas se hablaron en este IG Live, a continuación te dejamos la entrevista.